El mundo prostitutas sobre las mujeres

el mundo prostitutas sobre las mujeres

Ellas y muchas otras que han arriesgado su seguridad para hablar de participación y representación política, de violencia sexual, de aborto, de reproducción y matrimonio libres y, claro, de prostitución, como la suma de todas las violencias contra las mujeres sin que la reglamentación lo haya podido cambiar. Fue precisamente en Estocolmo donde conocí a Kajsa Ekis Ekman, una periodista, escritora y activista sueca de 37 años que lleva 12 de ellos investigando la prostitución en toda Europa.

En la prostitución hay dos personas que tienen sexo, una que quiere y otra que no. Hay desigualdad del deseo. Kajsa Ekis Ekman, periodista y escritora sueca. Soltar las cadenas de la prostitución. Cuando vivía en España compartí apartamento con una rusa que se prostituía en la calle y su vida era terrible.

Murió dos años después. Conocí a otras chicas prostitutas como ella y por eso entendí de cerca este mundo. Pero en Suecia para entonces ya se había aprobado la ley que abolía la prostitución Antes se había dicho que la prostitución era la prostituta y punto. Pero a partir de la prostituta dejó de existir como categoría en la sociedad sueca.

Desde entonces, la prostitución se enfocó en quien estaba invisible: Entonces me metí de lleno a averiguar el tema. Que en la prostitución hay una desigualdad del deseo. Cuando se dice que ella elige, es que ella elige el dinero, pero no hubiera elegido a ese hombre si no fuera por eso. La ley se dio en un momento en que Suecia no tenía una industria de sexo fuerte y organizada. Antes de la ley había uno de cada ocho suecos que compraban sexo y ahora hay uno de cada En Suecia, la prostituta no es criminalizada.

Pero si le pasa algo, por ejemplo, si el cliente es violento o no quiere pagar, ella lo puede denunciar, pero él a ella no.

Entonces, en esa transacción que es tan desigual, ella tiene una pequeña ventaja ante la ley. Bueno, es que justamente el sexo en la prostitución no es libre. Desde el feminismo, el sexo existe para el placer de la mujer, no sólo para el hombre.

Cuando dejamos estos roles es cuando podemos ser libres para disfrutar uno del otro. La gravedad de los síntomas del TEPT estaba fuertemente asociada a la cantidad y tipos de violencia física y sexual experimentados a lo largo de sus vidas. Porque si realmente vamos a hacer del sexo un trabajo, entonces lo primero que habría que acabar es la discriminación laboral.

Si vas a un café no puedes decir: Ahora, si la prostitución realmente fuera un trabajo, tendrías que desear un trabajador experimentado. Pero en este caso el cliente preferiría por encima de todo a una mujer joven y virgen. Algo extraño, ya que si te van a hacer una cirugía, por ejemplo, no quisieras que te atendiera un médico que nunca haya operado. Cuando alguien te paga por sexo se establece una relación de poder, donde el cliente tiene siempre la razón.

No estamos juzgando a las personas, estamos hablando del contrato en sí. Estamos hablando de un mundo que convive con la trata de personas y donde la industria es poderosa y rica. Así era la rusa que conocí en Barcelona. Una mañana de mediados de marzo, como muchas otras mañanas, entregaron el correo y dejaron un paquete al lado del ordenador. Apenas pesaba, al menos hasta que fue abierto.

Se llamaba Aminata, La Muñeca Prostituta, y ya no solo pesaba, también desconcertaba, confundía y molestaba. Hasta que le dabas la vuelta: Aminata existe, tenía 13 años cuando se convirtió en prostituta, llegó a cobrar 20 céntimos de euro por tener sexo y 1,50 le parecía una pequeña fortuna.

Enfermó, fue violada y maltratada. Contrajo enfermedades de transmisión sexual, a su padre ni lo recuerda y su madre murió, vivió entre la basura y durmió mientras las ratas caían por la hojalata del techo.

Aminata tenía 13 años cuando empezó todo y no soñó nunca con ser prostituta. A De la Fuente le cuesta mantener la emoción y el orgullo cuando lleva un rato de conversación al teléfono. Por los datos técnicos pasó sin problema: En Sierra Leona tuvieron todas las facilidades que pueden pedirse en un contexto así: Consiguió casi cualquier propuesta: El objetivo de esta película es mostrarla y enaltecer la figura de estas chicas.

De la Fuente, que conoció Sierra Leona en , sabe que la herida de la violencia y la muerte en el país supura sin descanso: Las niñas estaban en círculo, una contra otra, contando aquellas pesadillas.

Rabia, impotencia e incredulidad son las palabras que usa De la Fuente para describir el choque emocional que supuso verlas sonreír como niñas mientras relataban los pequeños infiernos por los que habían pasado. Ese es exactamente el resumen que hace, pidiendo perdón con antelación por si la frase resulta cruda, Jorge Crisafulli: Desde hace años, las Misiones Salesianas recorren las calles de Freetown buscando a los menores huérfanos o abandonados, a los que pudieran ayudar.

el mundo prostitutas sobre las mujeres

El mundo prostitutas sobre las mujeres -

Si vas a un café no puedes decir: No tiene miedo de lo que pueda pensar nadie. No admitimos que una misma persona tenga varias cuentas activas en esta comunidad. En el Model's sólo vende droga el propietario, a nosotras no nos dejaba vender. Me gustaría romper la barrera que divide a las mujeres en buenas y malas, en putas y no putas. El fariseo es el anfitrión, su casa es el escenario donde tienen lugar los hechos. Esas frases significaron esperanza y paz, alivio y luz, y también alegría.

Pero las mujeres que ejercen la prostitución necesitan contarse esa mentira. Necesitan decirse que son ellas las que eligen, las que ponen el precio, las que son libres de entrar o salir cuando les apetece…. Y se lo dicen para no sentir dolor, para negar la tortura de la que son víctimas. Yo también me sostenía diciéndome a mí misma que era una trabajadora sexual. Y me di cuenta de que yo no vendía nada, porque nada era mío. Aun después de muerta te siguen explotando. Lo primero que hace es romper tu identidad y convertirte en un objeto de uso y abuso.

Empezando por tu cuerpo. Un cuerpo es un todo, pero sin embargo una puta sólo tiene boca, vagina y ano. Una puta no tiene clientes, porque no es un banco ni una tienda.

Los que van de putas son "prostituidores". Nuestros maridos, nuestros hermanos, nuestros jueces, nuestros políticos, nuestros sacerdotes… Todo tipo de hombres.

Cuando eres puta, tu cuerpo no te pertenece, ni siquiera después de muerta". Sí, tengo un hijo de 21 años que nació años después de que dejara la prostitución. Cuando era puta lo que tuve fue cinco abortos.

Pero trabajo para que esa rabia sea combustible para seguir peleando y pensando en la sociedad. Esa rabia hace que yo no sea una mujer conformista.

Y por eso lucho con todas mis fuerzas contra esa violencia que es la prostitución. Hay que educar a los niños contra la prostitución en los colegios, en primaria y en secundaria, en las universidades… Sólo así conseguiremos que los niños no se conviertan el día de mañana en prostituidores y que a las niñas no las conviertan en putas. En primer lugar nuestros gobernantes.

Una puta es el resultado de las políticas de quienes nos gobiernan. Si se cumpliera con el derecho a una vivienda, a la salud o a un trabajo, no habría prostitución. Si una mujer tuviera esos derechos, no sería puta. Las agencias internacionales como el Banco Mundial que insisten en calificar a las putas como trabajadoras sexuales. En la prostitución se dan todos los síntomas del campo de concentración: Por supuesto, no nos lo pagaban. De los 30 euros de cada copa, la mitad era para ellos. El contrato era de camarera, o de animadora, o de no sé qué de ocio.

Da igual, todo mentira. Si te ibas con un cliente, te cobraban 90 euros por salir, pero también si te ibas con tu novio. La jornada era, como es en todos los puticlubs, de cinco de la tarde a cinco de la mañana Si no bajabas justo a la hora en que abrían, multa.

Si estabas mal de salud y te subías un rato a la habitación, multa. Bueno, yo sé de embarazadas que han muerto en puticlubs porque el jefe les ha dicho: En el Model's te forzaban también, con la amenaza de que te echaban si no.

Él mismo, Tuñón, nos giraba por sus otros puticlubes: Es decir, 24 relaciones sexuales. Ania también alcanza esas maratonianas cifras: Yo hacía lo que fuera por quitarme de encima al cliente, muchos van tan ciegos que en un rato te largas y ni saben si se han corrido o no La publicidad del Model's, situado en un polígono industrial a tres kilómetros de Oviedo, suele circular habitualmente como flyer por las calles de la capital asturiana. La carne que vende el local es otra, en todo caso.

La crisis ha hecho mucho daño, mucho. Ahora muchos meses son de ganar 1. Y muchas ni eso. Los tipos estos las pegaban a ellas en la barra, delante de todos, para amedrentarlas.

Se refiere a otro juicio en marcha en Asturias: Dos hermanos rumanos acusados de violar, obligar a abortar y agredir con una catana a varias mujeres para prostituirlas. La pregunta es obvia: La respuesta de las tres, casi al unísono: Al final todo es la droga, gran parte del negocio es eso.

En el Model's sólo vende droga el propietario, a nosotras no nos dejaba vender. Cuando se terminaba, pedías y te la subía el encargado. Entonces nos decían lo que teníamos que decir cuando vinieran los polis: Date cuenta de que por allí pasan muchos abogados, gente importante Ahora, si me lo dicen, me piro.

La ministra de Relaciones Exteriores, Margot Wallström, es una de ellas. Esta prostituta de lujo afirma que es un mito que todos los hombres quieran "servicios perversos". I wrote the book revealing how to make huge money as an escort. La escort cree que las mujeres que buscan la validación emocional, que escogen su pareja en base a las expectativas sociales que pueda tener su relación y que aman al instante desconectando su cerebro, "tienen un problema". Hazlo difícil, deja que se gane tu amor. Hay que echarle huevos.

0 thoughts on “El mundo prostitutas sobre las mujeres

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *