Localizacion prostitutas las prostitutas y el machismo

localizacion prostitutas las prostitutas y el machismo

De entrada, es un tema sobre el que todo el mundo se siente con derecho a opinar, pero no conceden ese mismo derecho a las propias trabajadoras sexuales. Nadie les pregunta lo que piensan, porque, con un puritanismo y una ignorancia feroces, la mayoría de los políticos y de los ciudadanos, tanto de derechas como de izquierdas, piensan que todas ellas son unas víctimas del proxenetismo a las que hay que rescatar de su triste sino, incluso en contra de su voluntad.

Eso, equiparar la prostitución a la trata, es la primera equivocación garrafal causada por los prejuicios. Un informe de la ONU de establece que en Europa sólo una de cada siete prostitutas es víctima de trata. Y aquí es cuando el puritanismo cacarea y añade: Como la mayoría de los trabajadores. La mayoría tiene empleos que no les gustan, muchos en jornadas abrumadoras, con un trato laboral humillante y por un sueldo de miseria.

Comprendo perfectamente que haya mujeres adultas que prefieran vender sexo que no su cuerpo: Y es la criminalización de la prostitución, como sucede con la nueva Ley de Seguridad Ciudadana, lo que impide que las hetairas puedan ejercer su trabajo en condiciones óptimas, seguras y saludables. La trata, claro, es un horror, y, como es natural, las prostitutas son las primeras interesadas en erradicarla.

Pero la trata engorda con las prohibiciones. Todas tienen que ser escuchadas. El Estado argentino entiende que todo es trata, desligitimando nuestros testimonios, creyendo que es producto de un discurso que nos dijo nuestro patrón que tenemos que decir para cuidar su negocio.

Nos redujeron como mujeres no pensantes, que somos inducidas por terceros a decir lo que tenemos que decir. Hoy por hoy no hay una diferencia entre trata, explotación laboral y trabajo sexual autónomo. Nadie pregunta si la trabajadora quiere estar ahí o no. Se nos pone a todas en la misma bolsa, y así no se puede ayudar a quienes no quieren hacerlo.

Nosotras pedimos que caso por caso se vea resuelto. Que se le puedan dar oportunidades laborales reales a esas mujeres. Pero las complejidades que hay en esta actividad quedan simplificadas en abolir o penalizar al cliente. Reconocemos que hay cierta desigualdad, no en la prostitución sino en el sistema en el que vivimos. Pero se sigue adjudicando todos los problemas sociales, culturales o económicos a la prostitución.

Podríamos decir lo mismo de la empleada doméstica, una mujer pobre que limpia la casa de alguien rico, muchas veces en malas condiciones. Ahí se pidieron derechos laborales. Las pocas mujeres que toman servicio de trabajadores sexuales lo hacen con mucha culpa. Eso reproduce los mandatos culturales que indican que cuando la mujer siente placer siempre tiene que sentir humillación. El sexo es algo que el hombre tiene ganado para su territorio y la mujer simplemente tiene que ceder y dar placer.

El hombre parece estar obligado a reforzar su sexualidad: Esa visión moral de la sexualidad hace que mucha gente se reconozca como abolicionista apelando al "asco". El asco no es un sentimiento legítimo para decir si un trabajo debe ser reconocido como tal o no.

Claramente con algunas cosas se generan diferencias. Creo que hay que traer al feminismo las voces de las verdaderas protagonistas. Hay otras feministas que hablan de prostitución y nunca se comieron un día en cana, no saben lo que es el estigma de ser puta. Eso de decir 'esta no puede hablar pobrecita, entonces yo hablo por ellas', es una actitud paternalista, maternalista.

Cuando caímos por primera vez al Encuentro de Mujeres, como lo hacen otros sindicatos, lo primero que nos dijeron es: Nos hacían un juicio de valores. Nuestro trabajo no es indigno, indignas son las condiciones en las que trabajamos, como muchos otros sectores. Yo creo que, hoy por hoy, ser abolicionista es estar a favor de que la policía persiga a todas las mujeres que quieren ejercer el trabajo sexual bajo cualquier modalidad.

Es decir, nadie puede abiertamente avalar ese delito aberrante. Tanto Georgina como yo podemos ser consideradas víctimas de trata. De hacho, muchas veces quedan registradas compañeras como víctimas rescatadas cuando en realidad eran trabajadoras autónomas trabajando en un departamento que la policía allanó. La abolición nunca va a suceder.

Las trabajadoras sexuales también queremos que la trata de personas no exista. Ni que se le tenga que entregar parte de las ganancias a un tercero. Es decir, estaban decidiendo sobre nosotras, pero sin nosotras. Durante mucho tiempo estuvimos dando vueltas en ese discurso de que las trabajadoras sexuales tenemos que combatir la trata. Pero es como mucho ya, porque tenemos que luchar por nuestras condiciones laborales y también contra la trata.

Sin clientes no hay plata ríen. La verdad que eso fue toda una política de comunicación del anterior gobierno de intentar generar conciencia, que algunos sectores lo utilizaron para intentar penalizar al cliente de prostitución. Nosotras nos reunimos con ellos para decirles que era sumamente discriminatorio, que le estaban trabajando la culpa a los hombres con esos spots.

Los metían entre pausa y pausa en el medio de un mundial. Fue una jugada inteligente. Hay trata de personas en los talleres textiles y en los campos, donde trabajan pibes de seis años. La trata de personas existe porque hay una complicidad política, policial y judicial. Muchas veces las abolicionistas difunden estudios en los que se afirma que bajó el trabajo sexual. Lo que hizo el gobierno es limpiar las calles. Muchas llegan diciendo "me quedé sin lugar de trabajo.

Hoy, en , hay mujeres que van presas de uno a 60 días por ejercer en la calle. El trabajo sexual no es delito en Argentina, pero tampoco hay condiciones para realizarlo. También creció la organización porque hoy por hoy hay otros medios donde las trabajadoras sexuales cuentan sus experiencias, algo que en el no existía. A nosotras nos escriben desde todo el país contando sus experiencias.

Hay una necesidad imperiosa de contar para romper un poco el cerco del discurso abolicionista que predominó durante mucho tiempo en este país, y que hizo que mucha gente eligiera taparse, esconder su verdadera actividad. Hay familias que lo aceptan y otras que no. Hay todo un estigma. El autónomo, en todas las modalidades que las mujeres decidan.

De todas maneras, también es necesario revisar la legislación de cada provincia. Hoy en 12 de ellas tenemos prohibidos los cabarets. Share on Google Plus. Los increíbles errores del arquero del Liverpool que favorecieron el triunfo del Real Madrid.

Sergio Ramos, el apuntado en las redes sociales tras la lesión de Mohamed Salah. El mejor mochilero del mundo es marplatense y confiesa: Diez datos desconocidos sobre Francesc Orella, el intérprete de "Merlí". Barrio Joven, la incubadora de la experimentación artística de arteBA.

localizacion prostitutas las prostitutas y el machismo Feminista, animalista y psicóloga Se ha abierto el debate sobre la prostitución y todo el mundo toma posición: Las partidarias de abolir no tenemos el poder ni los recursos que tienen ellos. La compra de sexo se multa de forma generalizada y se encarcela a reincidentes y quienes soliciten sexo con menores. De todas maneras, también es necesario revisar la legislación de cada provincia. Me quise sumar porque desde hace tiempo creo que el abolicionismo es fundamental para prostitutas alcobendas prostitutas marques de vadillo una defensa efectiva de los derechos de la mujer, para abordar la violencia sistémica hacia la mujer, y para que haya igualdad.

Localizacion prostitutas las prostitutas y el machismo -

Abandoné los estudios por toda la presión que sufría. Hay toda una relación indivisible entre capitalismo y masculinidad, ambos se retroalimentan. Me quise sumar porque desde hace tiempo creo que el abolicionismo es fundamental para hacer una defensa efectiva de los derechos de la mujer, para abordar la violencia sistémica hacia la mujer, y para que haya igualdad. La nueva temporada de "13 Reasons Why": Ellos cuchicheaban cuando me veían. Cómo podemos poner como eje la legalización de algo tan destructivo y no ponemos en el centro el proxenetismo, la masculinidad tóxica Las enfermeras y enfermeros, que han estudiado en la universidad para ejercer la profesión, sí quieren puta a domicilio nuemeros de prostitutas ahí, sí escogen y aman su trabajo; las gerocultoras y los gerocultores también quieren estar ahí, aseando, cuidando, tratando a las personas dependientes y ancianas, realizando un trabajo tan duro como importante, para el que se requiere preparación, vocación, y muchas habilidades personales.

: Localizacion prostitutas las prostitutas y el machismo

Prostitutas en gava prstituta Prostitutas peruanas prostitutas en pamplona
DIBUJOS DE PROSTITUTAS PROSTITUTAS EN TORRE DEL MAR Es preciso condenar enérgicamente este mal"respondieron varias congresales casi al unísono. Que los políticos y las políticas en lugar de querer rescatar a las desesperadas, eviten que se den las situaciones de desesperación. El aumento de la trata trae aparejado el aumento de la presencia de redes criminales en nuestro entorno y con ello la corrupción, la inseguridad y el peligro de que también nuestras niñas caigan en sus redes mafiosas. También creció la organización porque hoy por hoy hay otros medios donde las trabajadoras sexuales cuentan sus experiencias, algo frases de prostitutas pillados follando prostitutas en el no existía. Lograron el decreto abolicionista aprobado por el Gobierno republicano en el verano de Mi hija me hacía sentir culpable por volver al trabajo:
Localizacion prostitutas las prostitutas y el machismo La mayoría tiene empleos que no les gustan, muchos en jornadas abrumadoras, con un trato laboral humillante y por un sueldo de miseria. Muere el aclamado escritor estadounidense Philip Roth Fallece en un hospital de Nueva York a causa de una insuficiencia cardíaca. En realidad, es el discurso del que cosifica, lo vemos en los partidos y sindicatos que hablan de un interés general de la clase trabajadora cuando en realidad defienden intereses de la burguesía. Me vendió a un proxeneta por euros. La Universidad de Lund Mapa prostitutas prostitutas poligono la cantueña investigó los efectos de la aplicación de la ley entre y y sus resultados son demoledores:

Lo mismo pasa en las webcams, simplemente sucede a tiempo real. Es prostitución en vídeo. La cultura de la violación: Siempre se nos ha enseñado que ellos tienen el poder y nosotras debemos estar a su servicio. En realidad, ese impulso no es natural, ni mucho menos incontrolable, sino cultural y validado por la educación androcéntrica. Es cierto que la testosterona y sus derivados influyen en la libido las mujeres también pueden tomarla para subirla, aunque su efecto tiene variaciones individuales , pero nunca se podría calificar de incontrolable.

De hecho, ni en la una ni en la otra hay verdadero sexo, es decir, placer, atracción y satisfacción mutuos entre personas, sino dominación del poder varonil sobre el cuerpo de la mujer, convertido cultural que no naturalmente en objeto de disfrute unilateral.

Nuestra lucha es contra la incomprensible resistencia que existe a respetar los derechos humanos de los individuos cuando estos se aplican a la mujer. Por ello sabemos que, como fruto de esta sociedad, nos desarrollamos entre la espada y la pared, es decir, nos toca vivir en un mundo que no nos permite crecer como individuos y que da lugar a una frustración constante.

En este sentido es razonable que muchas mujeres decidan adaptarse a este entorno, adaptarse a la continua objetificación y asumirla como identidad. Nuestra postura abolicionista nos lleva a pensar que esta circunstancia no favorece la llegada de este cambio que tanto necesitamos pues finalmente ese control del que hablamos es absolutamente efímero y lo que hay en el fondo es indefensión y sometimiento.

Ya es mucha la información disponible sobre la relación existente entre prostitución y trata y cómo ambas se retroalimentan entre sí favoreciendo a los encargados de la economía sumergida, los grandes grupos de proxenetas y mafias.

Es tan simple como que nos fijemos en los efectos de la abolición en Suecia sobre la trata y la criminalidad y contraponerlos a los efectos de la legalización en Alemania u Holanda.

No hubo ninguna revolución sexual. Quienes nacieron poco después de la Segunda Guerra Mundial tuvieron una juventud en la que se les prometieron un futuro prominente, unos mensajes dirigidos a una clase media emergente muy parecidos a los que veíamos poco antes del De ahí viene, por ejemplo, la industria del porno. Cuando ves que la propaganda que glamouriza la prostitución vuelve a los medios, cuando ves que la droga y los locales de juego vuelven a los barrios obreros, da la sensación de estar repitiendo la historia como farsa, que diría Marx.

Realmente no podemos decir que haya existido una liberación sexual femenina: Es la sexualidad masculina la que ha conseguido imponerse acríticamente a costa del argumento de la libertad y es esta sexualidad la que pretenden que sea también la nuestra.

Ahora tenemos una sexualidad machista acrítica cada vez con menos límites bajo el argumento de la libertad, pero eso no supone que las mujeres estemos sexualmente liberadas, no podemos estarlo mientras en el imaginario colectivo se nos siga viendo como objetos y no como sujetos de la relación sexual. Es importante señalar que el cuerpo ni siquiera nos pertenece como individuos en el sentido de lo involuntario, es decir, aquellas acciones a las que damos sentido con posterioridad o tratamos de entender, pero de las cuales no hemos sido partícipes en un sentido consciente.

La disociación es un fenómeno que lo ejemplifica, pues que demuestra que con el miedo, el cerebro no sólo elige huir o luchar sino que pone en marcha una respuesta en el cuerpo, la congelación. Se trata de un fenómeno físico involuntario y universal y que, cuando se activa, se caracteriza de un estado en el nadie podría luchar o escapar del peligro y mucho menos pedir ayuda.

Adicionalmente, los estudios en trauma han descubierto que la inherente imprevisibilidad de esta respuesta involuntaria tiene una consecuencia muy grave, que la persona se culpe de lo que le ha sucedido.

El hombre que consume prostitución tarde o temprano se niega a sí mismo que esté participando de estas consecuencias o que su gravedad sea tal para la mujer y esto se ve apoya y mantiene continuamente a través del patriarcado. Cierto es, que todxs somos especialmente tercos a cambiar de opinión, sobretodo si no existe un grupo grande de personas con una opinión distinta y que pueda argumentar lo contrario. En ese sentido, nosotras pretendemos ser ese grupo. Que algo sea antiguo no lo hace bueno y no podemos seguir disculpando a los hombres por todo lo malo que hacen.

Rosa Cobo , en su libro La prostitución en el corazón del capitalismo , profundiza precisamente en esta relación. Que insistencia observamos en poner siempre el foco en si la mujer quiere ser o no tratada de esa forma tan dañina para poder sobrevivir y quitarlo de los responsables que lo promueven y se benefician. Los hombres acaparan los recursos y el ejercicio del poder dejando a muchas mujeres sin recursos para que con ello puedan someterlas sexualmente a cambio de las migajas mientras los proxenetas, los capitalistas de este negocio, se forran a costa de ellas.

Hay toda una relación indivisible entre capitalismo y masculinidad, ambos se retroalimentan. El capitalismo es un sistema económico hecho a medida y a imagen de la masculinidad, esta se basa precisamente en la dominación, en el poder, en la jerarquía, que a su vez irradia a la sexualidad.

Vivimos en un mundo profundamente androcéntrico donde todo se desarrolla desde la forma de entender la realidad masculina. Como en todo sistema capitalista imagino la prostitución se rige por la ley de oferta y demanda. Es una de las consecuencias directas de la cosificación de las mujeres. También podemos verlo a diario, lamentablemente, en noticias sobre violencia machista, en un momento sabemos todo sobre ellas y apenas algo o nada de ellos, y con esa misma rapidez tenemos a miles de hombres, de una manera u otra, culpando a la víctima de la violencia que ha sufrido.

La prostitución es una realidad compleja, que no puede ser reducida solo a la ley de oferta y demanda. Porque se basa y rige sobre el sistema prostituyente , este necesita de tres factores indispensables para su supervivencia, estos son: En la actualidad, casi todos los países han cancelado las sanciones penales contra las mujeres prostituidas, manteniendo como crimen penal solo el proxenetismo. Los países donde ha sido descriminalizada completamente la prostitución son: Alemania, Holanda, Suiza y Nueva Zelanda han permitido de esta manera convertir legalmente los proxenetas en empresarios; como consecuencia no existe ninguna penalización para las mujeres, los puteros y los proxenetas.

El modelo nórdico sanciona puteros y proxenetas. No puede culparse a la mujer que necesita dinero para vivir igual que no se culpa al obrero del capitalismo. La demanda hace que exista la trata. Desde el feminismo neoliberal se defiende la prostitución como algo que la mujer puede elegir libremente.

Creo que hay que mover el debate, porque que algo se elija no significa que esté bien. Pero, aunque fuera así, los cuerpos humanos no pueden consumirse. Vamos, que centrar el debate en si es libre o no la elección es un error, porque la prostitución es negativa desde la base.

Ellos sí han decidido libremente y sin coacciones organizar, traficar, lucrarse, legislar y pagar por prostituir mujeres desde hace siglos. Siempre fue un negocio esclavista dirigido por hombres en un mundo del que se han apropiado de los recursos y del ejercicio del poder.

A menudo vemos a hombres que defienden la prostitución decir que esto es un debate, que la prostitución, la pornografía, tratan sobre la libertad y el deseo de las mujeres.

En realidad, es el discurso del que cosifica, lo vemos en los partidos y sindicatos que hablan de un interés general de la clase trabajadora cuando en realidad defienden intereses de la burguesía. Necesitan colonizar los espacios contestatarios de mujeres, sobre todo en épocas económicamente depresivas y de crisis institucionales. Esta situación no permite aceptar y sostener que con estas condiciones desfavorables se pueda hablar seriamente de una auténtica libertad de elección, es decir, sin condicionamiento alguno de género mientras subsistan injusticias sociales tan evidentes.

Creemos que no es justo, no lo aceptamos. Es un término inventado por el lobby proxeneta para blanquear sus negocios. Si las prostituidas son trabajadoras, ellos ya no son proxenetas o rufianes sino empresarios. Es una forma de invisibilizar la violencia que ejercen y hacer aceptable a la sociedad algo que es una violación de los derechos humanos fundamentales. El discurso de trabajo sexual blanquea whitewash la explotación desviando el foco de la violencia patriarcal.

Como los medios de comunicación suelen estar en manos de hombres, muchos de ellos puteros, el argumentario proxeneta lleno de falsedades recibe mucha acogida y difusión porque dice lo que los puteros quieren oír y que se diga de ellos: Invisibilizan a las supervivientes de la prostitución que hablan sobre la violencia sufrida.

No creemos que la prostitución sea un trabajo como cualquier otro. Nosotras creemos firmemente que la prostitución no es trabajo, es violencia y esclavitud. La prostitución no es un trabajo. El mundo funciona como una cadena de acontecimientos: Razonemos con la hipótesis del argumentario promovido por el lobby proxeneta de que existen mujeres que eligen libremente, reclaman derechos laborales y necesitan una regulación que mejore sus condiciones de ejercicio y que para ello hay que regular o legalizar la prostitución.

Que devuelvan lo que nos roban para que la pobreza no empuje a ninguna mujer a la prostitución. Esto debe financiarse con las multas a los puteros, la incautación de los bienes que mafias y proxenetas han conseguido explotando sexualmente mujeres y niñas.

También debe financiarse a cargo de los presupuestos generales del estado patriarcal. El dinero que les sobra a los hombres con el que pagan por prostitución debería estar en manos de las mujeres que lo necesitan para que no pudieran someterlas.

La mejor forma de evitar las injusticias que soportan las prostituidas es que no sean prostituidas. Ninguna mujer y ninguna niña debería verse obligada a hacer felaciones a 20 desconocidos todos los días.

En mayor o en menor medida, ejerce un efecto muy dañino de control y de asedio al desarrollo de la sexualidad femenina. Así que sí, afecta a la esfera privada de manera muy profunda. No es posible que nos construyamos a nosotras mismas como sujetos plenos si vivimos en una sociedad donde claramente no lo somos.

El hombre que compra a la mujer, que paga por sexo, lo considera un servicio. La exprostituida Huschke Mau explica como son los puteros: Por qué los hombres buscan mujeres prostituidas y qué piensan de ellas.

Las consecuencias son varias y muy graves. En Alemania se ha duplicado la trata desde que se legalizó la prostitución en Decían que adquirí una deuda de 3. Cuando llegó ese momento me percaté de que de mi mitad me quitaban una gran parte por el alojamiento en el prostíbulo, la comida, la ropa, los perfumes, el alcohol, la cocaína que me hacían tomar Veía que me estaban desplumando.

Esa noche todas teníamos pasaporte y las que tenían apariencia de ser menores de edad, no estaban. Pedí a varios puteros que me llevaran a otro sitio. La mayoría se negaron, pero uno accedió a llevarme a otro prostíbulo.

Hay quien te pregunta: Tampoco teníamos fuerzas después de trabajar doce horas sometidas, a disposición del putero y del proxeneta. Sobre todo te encuentras sola cuando quieres contar cosas que nadie quiere escuchar. Ese dinero es fruto del sufrimiento, de la tortura y de la devaluación de las putas.

Podríamos añadir que en este Estado no hay una ley integral contra la trata. Con cumplir una sola de ellas, ya se es víctima. Me quedé muy impactada por aquello. Ha sido necesario que yo me forme en algo específico para descubrirlo. Después de esos cursos también desarrollé lo que yo llamo el proceso de fabricación de la puta. Yo creo que la inmensa mayoría. Pero es muy difícil de detectar una víctima de trata aunque la tengas delante, porque nos hemos creado nuestra propia imagen de lo que es una víctima de trata.

Estaba muy agresiva y eso me traía mala fama. Comencé a acumular deuda con el prostíbulo. Estuve diez años y medio en ese trabajo.

Y muchos de los puteros venían a hacer el hamaiketako o a tomar el vermouth con sus familias. Ellos cuchicheaban cuando me veían. Después conocí a mi pareja, con la que llevo nueve años. Y cuando mejor estaba, cuando tenía todo lo que había soñado, caí en depresión. Solo pensaba en suicidarme, pensaba que no me merecía todo eso. Me habían dicho tantas veces que no valía nada, que creía no ser merecedora de nada.

Me recordaba mucho a cuando me daban alcohol y cocaína en el prostíbulo para no sentir y para no pensar. Como soy muy inquieta empecé a leer compulsivamente, hasta que descubrí el feminismo y cuando descubrí la existencia del patriarcado lo entendí todo. Vi que lo que me había ocurrido no era algo personal, sino parte de un gran entramado. Dejé de sentir esa vergüenza y me quité el estigma.

Cuando pude poner palabras a lo que me había ocurrido tuve control sobre ello. Entiendo que no es algo personal, entiendo que puedo ser incómoda. También ha habido muchos que me han apoyado.

E, incluso, los que van porque necesitan afecto anteponen sus problemas a la situación de la otra persona. Pueden coger ese dinero e ir a terapia. En un estudio de feminicidio. La brutalidad que sufren en muchos casos es desmesurada.

No es algo individual, es matar para la fratría. Piensan que las prostitutas son lo peor y que deben ser castigadas. Hablamos de asesinadas, pero no perdamos de vista las desaparecidas. Hay que exigirle al Estado que haga su papel y que ponga a disposición de todas las mujeres todo lo necesario. Y si no tiene capacidad que lo reconozca, que no diga que lucha por la igualdad y que diga que va a legalizar el trabajo sexual.

Eso es cruel, no nos lo merecemos. Muere el aclamado escritor estadounidense Philip Roth. STOP desahucios pide al Gobierno vasco que movilice la vivienda vacía. Diario de Noticias de Alava.

0 thoughts on “Localizacion prostitutas las prostitutas y el machismo

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *